Ante los actos de provocación de que está siendo objeto la Universidad de San Carlos y la continuada represión contra los sectores populares de Guatemala